Feeds:
Entradas
Comentarios


Ingredientes
400 gr lentejas cocidas
120 gr cacahuetes pelados crudos
120 gr pan rallado o germen de trigo
Cebolla
Ajo
Orégano
Comino
Mostaza
Pimienta negra molida
250 ml leche vegetal (soja, arroz, avena…)
Aceite de oliva
Sal eldelantalverde.wordpress.com

Elaboración
Escurre las lentejas y con la batidora conviértelas en un puré que quedará bastante espeso. Agrega los cacahuetes crudos y partidos con un cuchillo sobre una tabla de madera, a groso modo. Echa 2 cucharadas de orégano seco, 2 cucharadas de comino molido, 1 cucharada de mostaza, ajos picados (de 5 a 12, según el gusto de cada uno), 1 cebolla grande picada, el pan rallado, la leche vegetal, 2 cucharadas de aceite, sal y pimienta.
Remueve con una cuchara de madera, hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados.
Ve cogiendo porciones, no demasiado pequeñas, haz primero una bola y luego aplástala un poco para darle la forma de hamburguesa, de un dedo de grosor, para que quede más jugosa.
En una sartén antiadherente, echa un par de cucharadas de aceite y, cuando esté caliente, dora unos 5 minutos por cada lado, a fuego medio. Si la tapas, se cocerá mejor por dentro.
Sirve colocando encima todo lo que te apetezca: una loncha de queso vegetal, lechuga, rodaja de tomate, rodaja de cebolla, pepinillo… y cubre con el pan para hamburguesas tostado.

Consejo
Si ves que la mezcla no liga lo suficiente, puedes añadir algo más de pan, o también va muy bien echar 5 cucharadas de lino molido con 2 cucharadas de agua hirviendo.

Anuncios

TORTITAS DE PLÁTANO

Estas tortitas riquísimas van dedicadas a mi Espe, con la que charlaba de lo humano y lo divino mientras las hacía, y conseguía que me cargara las pilas. Gracias, amiga.


Ingredientes
2 plátanos maduros (tipo plátano de canarias)
50 gr harina blanca
50 gr harina integral
1 vaso de leche vegetal (250 ml)
3 cucharadas de aceite de oliva
1/3 cucharadita de bicarbonato
1/3 cucharadita de levadura en polvo
2 cucharadas de azúcar moreno
Pizca de nuez moscada
Pizca de canela molida
1/2 cucharadita sal eldelantalverde.wordpress.com

Elaboración
Mezcla los ingredientes secos, y agrega los líquidos. Remueve con ayuda de un tenedor o unas varillas y añade los plátanos partidos en rodajas.
Deja reposar la pasta unos 10 minutos, para que el sabor del plátano se difunda por todo el conjunto.
Calienta una sartén con una cucharadita de aceite, vierte un cazo de la mezcla y extiende un poco. Deja que se dore de tres a cinco minutos por cada lado, a fuego lento.
Ve colocándolas en un plato y decora con multitud de aderezos: nata de soja, yogur natural de soja, fresas frescas, cerezas deshidratadas… y sirope al gusto.

El pasado domingo, 18 de abril, pasé un día precioso en casa con dos amigas, Mónica y Manoli. Estuvimos practicando recetas de “el delantal verde”.
Hicimos el siguiente menú:
– ensalada de frutos secos y manzana ácida,
enrejado de verduras
albóndigas de soja a la jardinera
tortilla de patatas y setas (sin huevo)
flan de calabaza y
– té verde con hierbabuena fresca.
Ojalá repitamos.






El espárrago blanco, a diferencia del verde, crece debajo de la tierra y no debe recibir la luz del sol. Podemos tener espárragos tiernos y jugosos frescos en primavera, o en conservas el resto del año. Comprarlos en conserva resulta más fácil, pero os invito a que disfrutéis alguna vez de los naturales, para que degustéis todo su sabor y textura, especialmente con una receta como esta: una verdadera celebración de simplicidad. Frágiles tallos cubiertos con margarina caliente… una perfecta combinación culminada con trocitos de pan crujiente que te elevarán al séptimo cielo.


Ingredientes
12-16 tallos de espárragos blancos (dependiendo del tamaño y grosor)
3 cucharadas de margarina vegetal
4 rebanadas de pan
Dientes de ajo
Pimienta molida
Sal eldelantalverde.wordpress.com

Elaboración
Con ayuda de un pelapatatas, retira la piel primera de los espárragos. Cuécelos en agua con sal hasta que estén tiernos, unos 10-15 minutos, dependiendo del tamaño y dureza de las fibras.
Si te gustan los sabores más fuertes, restriega unos dientes de ajo pelados en el pan. Corta el pan en cubos y tuéstalos o fríelos en abundante aceite, hasta que estén dorados.
Disuelve la margarina en una sartén, con el fuego al mínimo, y deja que chisporrotee la espuma lentamente y desprenda ese olor tan característico. Agrega sal y pimienta al gusto.
Sirve los espárragos escurridos, cubiertos con la margarina derretida y corona con los cubos de pan tostados.

Consejo
Si dispones de una olla bien alta, mejor mete los espárragos en vertical, atados con un cordel. Esto es mejor así porque la raíz es más dura que la cabeza, y tarda más en ablandarse. Y si puedes hacerlos al vapor, mucho mejor que sumergidos en agua.

PATÉ DE AVENA Y MANZANA


Ingredientes
50 gr copos de avena suaves
1 manzana roja biológica
100 gr nueces peladas
100 gr semillas de girasol peladas y crudas
1 cebolla grande
2 cucharadas de lecitina de soja (en gránulos)
Aceite de oliva
Pimienta molida
Jengibre molido
Canela molida
Nuez moscada
Sal eldelantalverde.wordpress.com

Elaboración
Pica la cebolla muy fina y póchala en cuatro cucharadas de aceite, a fuego muy suave, hasta que quede suave y ligeramente dorada. Añade la manzana rallada, sin pelar, con un poco de sal, pimienta, nuez moscada recién rallada, jengibre y una pizca minúscula de canela. Deja a fuego suave, tapado, hasta que se forme una pasta.
En otra cazo calienta dos cucharadas de aceite y, a fuego bajo, tuesta las nueces y las pipas de girasol molidas. No dejes de remover con una cuchara de palo y, cuando empiecen a despreder ese aroma tan caracterísitico a tostado, incorpora los copos de avena, la lecitina de soja y la pasta de cebolla y manzana.
Mezcla todo, deja tapado a fuego suave unos 5 minutos más y corrige de sal y especias, a tu gusto. Recuerda que no debe quedar dulce, y mejora mucho con ese toque picante de la pimienta, el jengibre y la nuez moscada.
Retira del fuego y coloca en un molde con tapadera, para que el propio vapor termine de cocinar la mezcla y se asienten los sabores.

Ideas
Este paté hará las delicias de tus comensales, tomado como aperitivo junto a variedad de panecillos. También queda muy bien como relleno de un sandwiches o bocadillos vegetales o tomado como dip con palitos de frutas y verduras.


Ingredientes
4 ó 6 corazones de lechuga (cogollos)
25 gr avellanas tostadas sin sal
1 diente de ajo
Azúcar moreno
Pimienta molida
Zumo de limón
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal eldelantalverde.wordpress.com

Elaboración
Retira las hojas exteriores más verdes de los cogollos, y aquellas que estén dañadas. Lava bien con agua fría, escurre, seca con un paño limpio y corta los corazones longitudinalmente en cuatro partes. Coloca en un bol.
Calienta el aceite hasta que esté tibio, y disuelve una pizca de azúcar en él, algo así como media cucharadita. Mientras enfría mezcla con un chorro de zumo de limón recién exprimido, el diente de ajo finamente picado, sal y pimienta al gusto.
Reparte las avellanas picadas sobre las hojas y riega todo con el aliño.

Consejo
Si no vas a consumir enseguida, puedes conservar las hojas ya limpias en el frigorífico, cubriéndolas con papel de aluminio o dentro de una bolsa, para que no se oxiden. En el último momento, justo antes de consumir, añade el aderezo.


Ingredientes
100 gr de soja texturizada fina
2 patatas grandes
150 gr guisantes frescos (o congelados)
1 cebolla
2 dientes de ajo
4 cucharadas de tomate triturado
1-2 guindillas
2 cm de jengibre fresco
Comino en grano
Curry
Cúrcuma
Pimienta molida
Cilantro fresco
200 ml de agua
Aceite de oliva virgen extra
Sal eldelantalverde.wordpress.com

Elaboración
Pon a remojar la soja en abundante agua, al menos por una hora.
Pela y pica la cebolla y los ajos. Calienta a fuego medio dos cucharadas de aceite en una sartén honda y rehógalos junto a las guindillas. Añade el jengibre rallado y las demás especias y, cuando empiecen a tostarse en unos segundos y soltar un agradable aroma, agrega la soja escurrida. Sofríelo todo junto.
Incorpora el tomate triturado, las patatas en cubos, los guisantes y riega con el agua. Tapa y deja cocer a fuego vivo unos 2 minutos. Baja el calor y deja que se hagan lentamente, sobre un cuarto de hora, hasta que las verduras estén tiernas y jugosas. Remueve de vez en cuando con una cuchara de palo.
Salpimenta al gusto, esparce el cilantro por encima recién picado y sirve muy caliente.

Variante
Si no tienes jengibre fresco, puedes utilizar en polvo.